¡OUCH!

Odio decir “te lo dije”, pero…